Capitán América : Civil War – Crítica

Tercera entrega de la saga ‘Capitán América’ que llega a nuestros cines esta semana, una entrega marcada por una promoción de lo más intensa, en la que desde el primer momento nos han exigido posicionarnos en uno de los dos bandos: Team Cap vs Team Iron Man.

Mientras ‘Los Vengadores’ se plantean su futuro en la sociedad, y se crean dos bandos contrarios, los superheroes deberán enfrentarse a un nuevo villano para salvar al mundo.

Grandes dosis de acción

Spider-Man-Civil-War-Team-Cap

Antes de que hayas comenzado a devorar tus palomitas ya estarás metido en una trama de espías muy bien ejecutada. Los hermanos Russo aprendieron de sus errores en Capitán América: El soldado de Invierno y firman un brillante arranque de media hora con el que es difícil que no se te acelere el pulso. No es la parte más espectacular de la película pero sí la mejor ejecutada.

La escena del aeropuerto hará las delicias de los fans de Marvel deseando que no termine nunca y rezando porque sus héroes dejen de combatir entre ellos. La resolución del conflicto me temo que contentará sólo a algunos, y muchos otros, como yo, echarán de menos algo más de riesgo con las decisiones que han tomado.

 

Dos bandos, el racional y el emocional
Después de esto, nos esperan dos horas donde los directores nos invitan a posicionarnos en el bando de lo racional o en el de lo emocional. Parece además que los directores no admiten un “no me posiciono” por parte del espectador, puesto que constantemente nos van dando motivos para hacerlo.

civil-war-660x350

La manera en la que dividen al equipo está bien lograda, haciendo comprensibles las razones por las que cada equipo lucha. En ocasiones la película peca de querer jugar a ser más que una película de superhéroes, pero en seguida retoman el vuelo. El nivel que Marvel alcanzó con ‘Los Vengadores’ (2012) y que por alguna razón se había ido perdiendo (a excepción de Los Guardianes de la Galaxia) vuelve a ser tomado con esta entrega.

La incursión de Black Panther se antoja algo precipitada y aunque sus escenas resultan bien realizadas uno echa de menos más pausa y mejor trato con el personaje. Falcon sigue siendo el superhéroe que a nadie le importa y aunque en esta entrega tiene más escenas que nunca, uno es incapaz de emocionarse con él como sí lo hace con el resto. Daniel Brühl es el peor parado de todos, una lástima que no se aproveche su talento.

qghtrk1ogfxrxiqaffii

Todo lo contrario a la hora de hablar de Ant-Man y Spider-Man. Ellos son, a pesar de su corta participación en comparación con Robert Downey Jr. y Chris Evans, el alma de la película. Ant-Man ya había dejado un buen sabor de boca con su película en solitario, pero en esta ocasión cada vez que aparece en escena la película crece. En el caso del trepamuros, podemos decir que tenemos la mejor versión de Spider-Man hasta la fecha. Tobey Maguire andará escondiéndose y a Andrew Garfield le costará admitirlo, pero Tom Holland consigue en treinta minutos lo que los otros dos no hicieron con sus propias sagas.

La disfrutarás…
La película está unos escalones por encima de las sosas entregas del Capitán América y recupera, gracias a la nuevas incorporaciones, el espíritu y la épica de Los Vengadores. Contentará a todos los amantes de Marvel dándoles lo que quieren: Luchas épicas, conflictos internos, grandes efectos especiales y ganas de Infinity War.

Anuncios

Steve Jobs -El genio tras el monstruo.

Internet se ha llenado de críticas con la llegada del segundo biopic de Steve Jobs. Se ha sido duro con la industria Hollywoodiense porque el de California cuente con dos adaptaciones a la pantalla, y genios como Da Vinci o Klimt no tengan tanta atención. 

Habría que ver, de todos modos, si muchos de los que exigen biopics de genios históricos llenasen las salas de los cines un 1 de Enero. Existía cierta curiosidad por ver las diferencias entre esta última adaptación y la que se hizo (jOBS 2013) al poco tiempo de la muerte del real Steven Jobs. La crítica machacó aquella entrega y ridiculizó a Ashton Kutcher, que intentaba desmarcarse de la comedia sin ningún éxito. image

Esta vez, nos encontramos con un guión magnífico firmado por Aaron Sorkin (La Red Social) . A día de hoy, cualquier película que lleve un guión de este hombre, no sólo debe ser vista sino que debe ser estudiada en todas las escuelas de guión. Los diálogos son ingeniosos, se sienten vivos y el espectador sabe en todo momento que está asistiendo a una película tremendamente documentada, sin la necesidad de tragarse un documental de 3 horas.

El talento de Sorkin a la hora de escribir es proporcional al del propio Jobs. Aún así, debes encontrar grandes actores que puedan llevar a la acción, la palabra de Sorkin. Uno siente cierto alivio al pensar que este texto nunca se llegó a encontrar con Ashton Kutcher. Muchos eran los que criticaban la elección de Michael Fassbender por su poco parecido físico, pero cuando comienza la exhibición del irlandés, todos olvidamos el tema del parecido físico. 

Film Title: Steve Jobs

La película se podría dividir en una sucesión de escenas de magníficos actores. Partidos de tenis, donde la palabra es la pelota y donde el rival a batir es Fassbender. Tanto Kate Winslet, como Jeff Daniels o Seth Rogen componen un reparto capaz de todo. 

La dirección de Danny Boyle, que siempre había sido protagonista en todos sus anteriores films (Trainspotting, La Playa) pasa a segundo lugar. Por primera vez en la carrera de Boyle, la película es enteramente de Aaron Sorkin y sus actores. 

Crítica- Star Wars: El Despertar de la Fuerza- Nos devolvieron la Ilusión

Cuando el legendario título cubrió la pantalla al ritmo de la fanfarria de John Williams, comenzaron los aplausos. Los espectadores y fans de la saga llevaban años esperando este momento y J.J.Abrams ha sido el encargado de satisfacerles con este homenaje al Episodio IV. Una de las partes positivas de “El Despertar de la Fuerza” es que funciona realmente bien, tanto para los fans nostálgicos como para aquél que se presente de nuevas y eso, es mérito de Abrams.

No era sencillo recoger el guante que había dejado George Lucas, sobre todo porque la última vez que se había tocado la saga el resultado fue para echarse las manos a la cabeza. Se decidió apostar por el que llaman “el nuevo Spielberg”; aquél que resucitó ‘Star Trek’ cuando todo el mundo pensaba que la serie estaba acabada, aquél que creó ‘LOST’ y con ella un ejército de seguidores como pocas series han tenido, el que decidió tomar las riendas de ‘Misión Imposible’ logrando reanimarla cuando unos años antes John Woo había dejado a la saga en la sala de Urgencias. En definitiva, Disney vio en él la figura adecuada para iniciar una nueva trilogía que mantuviera la ilusión en el espectador. Sigue leyendo

El Puente de los Espías: Cine Clásico del S.XXI

<<Debemos tener la conversación que nuestros Gobiernos no pueden tener>> El Puente de los Espías.

Cuando una película arranca con un plano tan poderoso con el que comienza esta cinta, uno sabe que lo que se avecina va a ser bueno. Lo que un servidor no se esperaba, era encontrarse con la que es la mejor película de Spielberg desde Munich (2005). No se trata de que hubiera perdido la confianza en el director más poderoso de Hollywood, pero sus últimas propuestas quedaban algo lejos de su mejor nivel, y eso es algo que ha enmendado.

tom hanks Sigue leyendo

TRUMAN o cómo contar una historia sobre la amistad.

Recuerdo que al ver algunas de las anteriores películas de Cesc Gay, pensaba en el potencial que tenía como narrador de historias cercanas y familiares. Tiene el don de poner al servicio de los actores, escenas de la vida cotidiana sin que resulten aburridas. Siempre le rodeaba un halo de director “indie”; ese tipo de director que aunque trabajaba con actores reconocidos, hacía historias y películas de poco corte comercial. Eso es algo que ha cambiado con Truman

Darin y Camara Sigue leyendo

Jurassic World – ¿Merece la pena volver al parque?

Uno sabe lo que se va a encontrar cuando va a ver un Blockbuster o una de esas películas del verano. En el 90% de ellas se trata de entrar en la sala y desconectar tu cerebro durante hora y media para aprobar todo lo que te echen encima, mientras pasas un rato con aire acondicionado y los productores de la cinta se llenan los bolsillos. Esto lo inventó (y muy bien) Hollywood, y nadie puede competir contra esa maquina de hacer dinero. El caso es que Spielberg es (¿era?) uno de esos pocos directores que tiene la gran destreza de ofrecer un producto que de mucho dinero a la industria además de tener una notable calidad. Un ejemplo perfecto es Jurassic Park; aquella cinta con la que el interés por los dinosaurios retornó a millones de espectadores ofreciendo uno de los mayores espectáculos jamás visto en cines y revolucionando los efectos especiales para siempre. Tras esta película le continuaron dos injustas secuelas que además de nunca hacerle sombra a la original, rozaban el ridículo y el aburrimiento. Sigue leyendo