Jurassic World – ¿Merece la pena volver al parque?

Uno sabe lo que se va a encontrar cuando va a ver un Blockbuster o una de esas películas del verano. En el 90% de ellas se trata de entrar en la sala y desconectar tu cerebro durante hora y media para aprobar todo lo que te echen encima, mientras pasas un rato con aire acondicionado y los productores de la cinta se llenan los bolsillos. Esto lo inventó (y muy bien) Hollywood, y nadie puede competir contra esa maquina de hacer dinero. El caso es que Spielberg es (¿era?) uno de esos pocos directores que tiene la gran destreza de ofrecer un producto que de mucho dinero a la industria además de tener una notable calidad. Un ejemplo perfecto es Jurassic Park; aquella cinta con la que el interés por los dinosaurios retornó a millones de espectadores ofreciendo uno de los mayores espectáculos jamás visto en cines y revolucionando los efectos especiales para siempre. Tras esta película le continuaron dos injustas secuelas que además de nunca hacerle sombra a la original, rozaban el ridículo y el aburrimiento.

El reto entonces de Jurassic World era ofrecer un producto que además de arrasar en taquilla dejara de perpetrar la obra original, y en ese aspecto ha cumplido con creces. La película nos transporta a un parque temático del que nunca querríamos salir, donde las atracciones son realmente sorprendentes y donde te encantaría derrochar todo tu dinero cada verano. Bryce Dallas-Howard ofrece una actuación que no está en su Top (tampoco su personaje) pero cumple, los niños que siempre ha sido marca fundamental de la saga no son repelentes y se comportan como tales, los efectos especiales son brillantes y en la banda sonora, a falta del mítico John Williams, hay un siempre correcto Michael Giacchino que sabe aprovechar las partituras legadas.

Pero si tuviera que resaltar algo concreto de la película, sin duda alguna destacaría la labor de Chris Pratt. Ya no sorprende verle en un rol de este tipo después de haberle visto en los Guardianes de la Galaxia haciendo de héroe. Él sostiene casi todo el metraje y lo hace tirando de carisma, la cuál le sobra; no es un grandisimo actor pero muchos llevan tiempo esperando un héroe de acción que sea capaz de hacer olvidar estrellas de los 80′, y este está haciendo méritos propios.

 

Jurassic World es una entretenida película de aventuras que con sus fallos, consigue hacer olvidarnos de las anteriores secuelas y mediante guiños constantes a la original, sacarte alguna sonrisa nostálgica. Puede que quizá resida ahí su fallo y su acierto; Si realmente querían abrir un nuevo capítulo con unos protagonistas nuevos y adaptando el titulo para una nueva generación, ¿van a conseguirlo mirando cada 5 minutos hacia atrás? Pero las cifras están ahí y se ha convertido en el estreno más taquillero de la historia en su estreno, superando los 520.000.000$. ¿Conseguirá algún otro estreno de éste año desbancarla del podio? 

 

Anuncios

Agradezco los comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s